PIMIENTOS de Padrón (unos si y otros no)

Agosto 2013

El pimiento es una planta anual, no muy grande, de la familia de las solanáceas (tomates, berenjenas, ...) que crece entre 50 cm y un metro de altura. Sus flores pequeñas de color blanco aparecen en cada uno de los nudos del tallo y dan un fruto conocido como vaya, de un verde similar en intensidad al de sus hojas, que al ir madurando varía en infinitas tonalidades.

Los pimientos se disfrutan durante los meses de verano, pero antes para ello debemos primero realizar nuestro semillero entre febrero y marzo. A una temperatura los más cercana a 20º y mucha luz tendremos nuestras semillas hasta que se conviertan en plantas crecidas. En ese momento podemos comenzar a sacar nuestras bandejas al exterior, primero a la sombra, y a medida que se fortalezcan al sol directo.
Cuando veamos nuestras plantas de pimiento sanas y fuertes, las llevaremos a tierra, colocándolas en hileras separadas unos 50 cms entre si, y otros tantos entre planta y planta.
Como los tallos de los pimientos son muy delicados, una vez estén plantados podemos ayudarnos de unas varas para darles apoyo y que no partan con la primera racha de viento.


En A horta de Artes, sembramos tres tipos de pimientos: de Padrón, italianos y morrones. Los pimientos de Padrón los recogemos cuando todavía son pequeños y están tiernos, mientras que los otros a medida que vemos que están maduros. 
Los pimientos se deben recolectar con regularidad para asegurar la floración y la aparición de más ejemplares durante un largo tiempo, y el proceso podemos hacerlo a mano o con unas tijeras, pero siempre con mucho cuidado de no romper los tallos ni las flores.

Plantas de pimiento listas para llevar a tierra en el mes de mayo.
Con cuidado de no dañarlas, vamos abriendo pequeños agujeros en la tierra donde iremos
colocando nuestras pequeñas plantas.

Para evitar que las rompa el viento mientras crecen, les ponemos unas varas y las atamos con cordón.
Aquí listas para crecer 2 filas de Padrón, 2 de italianos y 2 de morrones.
1 mes después nuestros pimientos ya comienzan a florecer.
Y dos meses más tarde ya tenemos nuestros primeros pimientos.
Con cuidado de no dañar la planta, vamos recogiendo a medida que van saliendo.

Los pimientos de Padrón son un cultivo ligado directamente con el corazón de la huerta Gallega. Son unos pimientos de gran calidad con un sabor y textura únicos que los hacen diferentes y reconocibles allá a donde van. Aunque no son los únicos que crecen en nuestra huerta, si son los más valorados y mimados con mucho cariño. 

Pimientos italianos y de Padrón recién cogidos.

Pimientos de Padrón y morrones en diferentes fases de maduración.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada